martes, 17 de abril de 2007

Comando Precario

Todavía existen incrédulos que no se creen a lo que estamos llegando. Algunos nuevos burgueses afirman que la juventud no se mueve y que son todos unos vagos, que ahora las cosas están más fáciles que antaño que lo que pasa es que preferimos vivir del cuento. A ellos les haría esto (no lo mires si eres -18 años o internet no ha acabado con tu sensibilidad, todavía).
Para que de vayan enterando de cómo están las cosas, le pongo los videos del Comando Precario, destaco el del bar por el paradigma de Empresario español ("y eso de la Seguridad Social, ¿para qué sirve?").



Quienes quieran ver más videos que se suscriban a joveprecari en el youtube, los hay de entrevistas para un super, tienda de ropa, casos de mobbing... Espero que pronto se metan a las entrevistas de becarios y jóvenes licenciados, que son más graciosas jejeje

5 comentarios:

Lord Simius dijo...

Hay que craer un nuevo concepto de redistribución de la riqueza, se va a llamar "redistribucion simiesca", y en ella los tios como estos podran devolver a la sociedad todo lo que estafan, para despues pasar a ser usados como cemento, una especie de convinacion entre la "pasta humana" y el "ve a por lo tuyo y dales lo suyo"

Simio Pensante dijo...

La redistribución implica una distribución previa, cosa que ahora no se da; se trata más de una acaparación que de una distribución.
Yo soy más partidario de ir a por todos ellos sin el sustento de ninguna teoría especial. Violencia Subversiva Gratuita. JEJEJE

Angrysimio dijo...

Nada de redistribuir. Hay que matarlos y ya esta.

Lord Simius dijo...

La redistribución la hacemos entre nosotros despues de matarlos a todos, igual que sus abuelos distribuyeron entre ellos cuando se dedicaban a matar y robar mientras los nuestros iban a misa (o mataban a la gente equivocada)

De ahi lo de redistrubuir...

kukukukuku

El mono malvado dijo...

El mono malvado ha oido hablar de redistribución y regresa.
yo creo que empezaría a redistribuir por Genova pero redistriburia la riqueza y un poco de justicia al grito de VOSOTROS ME LO HABEIS HECHO HACER.