lunes, 23 de abril de 2007

Me mola ir al cole

Todos conocemos historias más o menos creíbles, leyendas urbanas o incluso hechos de primera mano en cuanto a la vida sexual de los alumnos en las escuelas. Hemos escuchado que si no sé quién se lo montaba con tal entre clase y clase, que si éste o la otra la chupaba por 20 duros en los baños, que si fulanito se pelaba en clase...Pero últimamente están saliendo cosas un poco más raritas en los medios.

Por un lado tenemos lo de la orgía de chavales en clase. Niños de 11, 12, 13 años implicados en esos temas, que acaban detenidos... ¿A dónde estamos llegando? Antes como mucho el gracioso de clase enseñaba el culo o intentaba hacerle una gravesinha a la niña de coletitas que tenía delante, pero montarse una bacanal en clase me parece excesivo. Es para plantearse algunas cosas...

Otro ejemplo de cosas raras es lo de la profesora italiana. Unos alumnos jovencitos le meten mano y lo graban con el móvil. La culpa, por supuesto es de los móviles. Por supuesto, ella no quería y se puede ver en el video (estoy siendo sarcástico):


Pero estos casos no son únicos, hay más recogidos con pruebas videográficas que junto con otras interesantes opiniones sobre la teacher se recogen en este post (míralo que merece la pena). Los videos demuestran que no todo lo que se contaba por los pasillos del colegio debía ser mentira, sólo que ahora no es cuestión de creer o no sino que te metes en Internet y ves las pruebas.

Lo dicho, el cole de ahora ha cambiado, aunque quizá no tanto, no sé. Igual hay que montar clases en la Isla, un cole de mojas sin monjas; o con monjas cachondas y enfermeras serviciales y vecinas calientes y, y...creo que tengo que dejar el porno, ya sólo puedo pensar en clichés sexuales!! XD

PD. El cole es mucho mejor que la Uni, donde a la que te descuidas llega un coreano cabreado y te mata a ti y a otros 32 más. Seguro que alguno sí se lo merecería...(la masacre de Virginia). Que por otro lado, parece que viendo las pelis de Bruce Lee no hayamos aprendido nada: no hay arma más mortífera que un oriental ofuscado y, más con dos pistolas, coño.

No hay comentarios: