miércoles, 25 de abril de 2007

Primeros signos, ¿habrá más?

He de reconocer que no pensé que escribiría este post, la menos todavía no. Pero una vez más la realidad es tozuda y se sale con la suya:

  • Las inmobiliarias se desploman en Bolsa arrastradas por Astroc - ELMUNDO
  • La burbuja del ladrillo pincha en Bolsa - ELPAIS
  • La caída de las Inmobiliarias - Editorial de ABC
  • El pinchazo de las Inmobiliarias contagia a bancos y constructoras en Bolsa - CINCODIAS
  • La debacle de las Inmobiliarias - EXPANSIÓN

La gran pregunta ante todo esto es si es una tendencia o sólo un amago. Afortunadamente lo sabremos con el tiempo, pero tal vez cuando lo averigüemos sea demasiado tarde. Bueno, del futuro ya veremos.

Ante la caída de ayer resulta paradójico que haya sorpresas cuando se veía venir. La especulación tiene sus límites y parece que en el terreno inmobiliario ya se han alcanzado. Se había producido una ralentización de la crecida del precio de la vivienda desde el último trimestre de 2004 cuando alcanzó un pico del 17,2% (ver para creer); actualmente está en el 7,2%, aún por encima del IPC.

Los factores del crecimiento del precio de la vivienda son múltiples y en casos complejos: necesidad, preferencia por la compra, bajada de los rendimientos en Bolsa, llegada de inmigrantes con el consiguiente aumento de población en los núcleos urbanos, bajada de los tipos de interés y así hasta el infinito y más allá.
Todo ello ha originado crecimientos exponenciales de tipo meramente especulativo, como por ejemplo Inbesòs, que ha llegado a subir más del 700% en tres años o el tan manido caso Astroc. No hemos de perder de vista el carácter acumulativo de las subidas del precio de la vivienda. Algo que ha crecido un 20% en un año si sube en el siguiente otro 20% no ha subido un 40% en dos años sino un 20% de (valor inicial+20%). Por lo que la tendencia será a la suavización de los porcentajes o a la ruina de una parte mayoritaria del país. Pero muchos han pensado que se trataría de un crecimiento creciente y nunca negativo. Como no ha pasado nunca (Crack del 29, crisis inmobiliaria en Nueva York en los 90, en Japón...) El mismo mercado inmobiliario americano se encuentra en quiebra técnica, como afirman los periódicos . Pero esto es lo típico de la especulación: jugar a ser el más listo. Vender todo en el pico y anticiparse a la bajada, hinchar la burbuja y salirse del mercado antes de que explote. Está bien cuando hablamos de microchips si acaso, pero cuando son viviendas la cosa cambia. Puedes vivir sin microchips baratos, pero no sin un techo o un lecho.
La paradoja es que nos creemos que en España estamos mejor que en otros lados por tener una tele de plasma de 50 pulgadas en el salón, pagada a cómodos plazos, enchufada a una PS3 y un sofá de IKEA donde disfrutarlo. Piensa que se aunque el sofá de Ikea te cueste 300 € ocupa en torno a 1 m2 y que ese m2 de casa vale más de 6 mil €; conclusión tú sofá de Ikea en Madrid te ha costado unos 6.300€, campeón! Ni que fuese de Le Corbusier. Hay cosas más asequibles, la tecnología, por ejemplo; pero no los tomates, ni la fruta, ni la carne...ni los pisos.

De vez en cuando aparece la mano invisible que regula el mercado capitalista o el conocido tío Paco con la Rebaja y claro, te sorprende. Los analistas afirman que los pisos están sobrevalorados, que por tanto sus dueños tienen activos sobrevalorados (inmobiliarias), los que los construyen y los venden también (constructoras), los que prestan el dinero a todos: inmobiliarias, constructoras, curritos... también (bancos). ¿A alguien le sorprenden las consecuencias de dicha lógica aplastante? ¿Se arrepiente de haberse gastado 12.000€ en un MBA para llegar a dicha conclusión? Se trata de especulación, de hacer valer más lo que no lo vale y salir ganando. Siempre hay un final, el órdago antes del final de la partida no hace que la partida dure más. Lo importante es con qué cartas te pille ese órdago. Por ejemplo al BBVA que ayer le pilló con una bajada del 2,84% parece que no le ha cogido del todo desprevenido pues con la venta de Iberdrola gana un 91,2 % más en el primer trimestre del año.

Seguro que tú no tienes semejante semejante colchón si tu casa se deprecia un tan sólo un 2,84 % (Ej. compraste una casa de 300.000 € y pasa a valer 291.480 €, pero le tienes que pagar al BBVA los 300.000 € que le pediste con tu hipoteca fácil BBVA PLUS en la que puedes pagar sólo intereses los 3 primeros años, más los intereses. Pagaste los 26.298,79 € de gastos (ver ejemplo), tu tipo de interés es Euribor + 0,44 (4,106+0,44= 4,546%) a 40 años: serían unas cuotas de 1.348,69 € al mes, en tipo de interés variable. Pero imaginémoslo como media (irreal, lo sé). Serían 1.348,69 € x 480 meses (40 años) serían unos 365.061,83 €. Mira el ejemplo. O sea que has invertido 365.061,83 + 26.298,79=391.360,62 € en algo que en ese momento, sólo bajando lo que el BBVA ayer, el 2,84 %, valdría 291.480 €. Pero tú le has de pagar al BBVA 365.061€ igualmente.

¡Qué! es igualito el colchón de ambos ante la posible explosión, ¿no?

Te dejo con un video ilustrativo para contradecir a aquellos que dicen que la tele no es educativa, pues toma video de la tele americana, merece la pena:







PD. No es de extrañar que haya gente que renuncie a la comodidad de nuestro país civilizado y se marcha a otros (no sólo a la Isla). Mira lo que piensa uno que se fue a Argentina.

3 comentarios:

Simio Pensante dijo...

Por lo que veo vuestro espíritu crítico hacia el sistema está apagado últimamente... Cuánto aburguesamiento empiezo a adivinar! Como en la Isla no hay este tipo de problemas os estáis olvidando de estos rollos... En fin, aguardaré vuestros comentarios tranquilamente sentado en una tumbona de la playa bebiendo una Optimo Bruno y degustando unos Chaskis (los Triskis de marca Facundo)

Angrysimio dijo...

Hombre me parece curioso que hablen de un nuevo tipo de crédito en USA cuando siempre esta clase de préstamo se ha llamado prestamo americano en vez del nuestro que es francés.

Debe ser que la gente allí es tan idiota que no sabe ni que formulas financieras que inventaron ellos mismos.

Pero es curioso que nada de esto aparezca en españa. Será porque aquí, somos españoles...

Simio Pensante dijo...

Ya sabes: "Que inventen otros"