miércoles, 2 de mayo de 2007

El "levantamiento" del 2 de Mayo (de la Plaza)

A veces da cierta sensación de movimiento social el hecho de que se produzcan altercados entre jóvenes y la policía. Parece de natural el enfrentamiento entre el aparato represor del Estado y los estamentos revolucionarios de la sociedad; pero cada vez se produce menos y no sé si eso es bueno. Normalmente sería bueno tener una sociedad pacífica y sin incidentes pero hay resortes de la sociedad que para moverse necesitan un empuje físico, son palancas que no se mueven por el mero hecho de invitarlas al movimiento, hay que empujar fuerte para accionar su mecanismo. Normalmente es el ímpetu y la inconsciente ingenuidad juvenil quien mueve dichas palancas en la sociedad. Pero la juventud es inconstante, poco fiel y pierde sus bríos iniciales: cambian de peinado, de ropa, de novi@s, de marca de tabaco, de ganas de cambiar...con una velocidad pasmosa. De ahí que cuando se producen esos altercados juveniles se deberían aprovechar para causas mayores y salir a la calle todos a por todas.

Pero resulta también que las movilizaciones revolucionarias son un reflejo de las sociedades. Mientras Francia se alzaba contra la Monarquía y sus trasnochados excesos versallescos, nosotros tragábamos carros y carretas con los Borbones. Vino Napoleón a librarnos de ellos, nos dio el primer texto constitucional español (Estatuto de Bayona 1808) y nosotros le echamos para volver a traer a nuestro colegas Borbones con el gran Fernando VII que tanta miseria trajo al país. Da gusto recordarlo ahora que aparece otra boca borbona a la que alimentar...el último regalito que Franco nos dejó, je je un cachondo el tío! En definitiva, que en España las revoluciones han sido por unos monarcas u otros, no por la libertad del pueblo ante un gobierno tiránico que se perpetúa en sus primogénitos. Portugal se libró de su dictadura en la "revolución de los claveles" mientras nosotros regábamos los claveles esperando a ver si se moría Franco y qué pasaba, si otro Dictador como Rey, General o qué. No decidió el Pueblo Español su futuro, sino Franco y su sucesor a título de Rey. Tenemos lo que nos merecemos.

Pero la cosa no cambia y hoy día los levantamientos en Francia son fruto del descontento social, de sus problemas que no son tan diferentes a los nuestros aunque sí en sus dimensiones. Aquí sólo nos movilizamos ante convocatorias peregrinas de celebraciones multitudinarias para tener el récord de asistencia a macrobotellones o a orgías playeras (estas últimas de escasa afluencia, la verdad).
Otro ejemplo son los recientes incidentes en el barrio madrileño de Malasaña. Tanto el 30 de Abril como el 1 de Mayo se han producido incidentes entre la policía y los jóvenes que por allí pululaban. El motivo no era la precariedad laboral, ni la dificultad de acceso a la vivienda, ni la reforma de la Ley de Universidades o el régimen monárquico...era más de andar por casa: celebrar un botellón. Sí señor, no es que los jóvenes se hayan vuelto conformistas y que no quieran luchar por sus intereses, es sólo que estos intereses han cambiado y sólo se mueven por el alcohol y la fiesta. Lo que da gusto es ver que al menos, siguen luchando por lo que creen y siguen a sus ídolos: Johnnie Walker, Pampero, Smirnoff, Larios, Mahou (que no Mao) y otros revolucionarios que sí fueron inteligentes... ¡Qué triste es ver una sociedad que no sabe ni crear dignos enemigos antisociales!

Por aquí os dejo un video de dos chicas revolucionarias entonando un himno subversivo:



y un vídeo que demuestra que en Madrid seguro que hace falta más policía:



PD. En fiestas se puede beber en la calle, mira.

PD 2
. Como ejemplo de lo que digo ahí tenemos a Francia y los disturbios en París ante la victoria electoral de la derecha. Puedes estar o no de acuerdo, pero al menos crean disturbios por una razón algo más convincente que tomarse unas copas. Menos graciosa y gratificante, pero más comprmetida...

2 comentarios:

Lord Simius dijo...

Si es que es dejar de salir nosotros por malasaña y liarse parda...

Esto pasa por prohibirnos beber en la calle, que parece mentira que estos no sepan que aqui las revoluciones poulares se arman por cosas como esta como tu bien dices.

En la isla el alcohol no solo no esta prohibido, de hecho es obligatorio

Simio Pensante dijo...

Bien apuntado, venerado Lord Simius. Sólo recordar una cosilla más en torno al Estado Fascista existente en Madrid: Los días de Fiesta oficial SI, repito SI se puede beber en la calle, por lo que la celebración del botellón era plenamente legítima. Mira un artículo donde lo comentan.