lunes, 21 de mayo de 2007

Idolos de Masas: Más Márketing Agresivo


Parece que ha cundido el ejemplo de nuestro Idolo de Masas, el ilustre Marquitos, y ya no sólo los camellos de poca monta utilizan técnicas de Marketing, ahora también lo hacen las putas.

Según esta noticia, las putas en Italia están regalando bonos a sus clientes. Si éstos son multados por requerir sus servicios, las putas les regalarán un servicio gratis. Transmisión del riesgo que se llama. Lo que no aclara es cómo lo hacen, si tienes que llevar una copia de la multa, fotocopia compulsada o qué. Ponte en la situación de tener que ir a Comisaría y decirle a la señorita de la ventanilla que te compulse la fotocopia del recibo de pago de la multa para echar un kiki gratis. Mi duda es, si te multan por irregularidades en el tráfico al ir al encuentro de las putas, ¿también te lo hacen gratis? Si lo incluyen yo me sé de uno que pilla la camilla y se va de putas hasta Italia!!!
Con la picaresca italiana ya me imagino a los puteros falsificando las multas... que para esto nos superan en mucho. Muchos deberían aprender de la profesionalidad y el esfuerzo para hacer bien su trabajo de las meretrices italianas (me refiero a los jugadores del Atleti, por si nadie se había enterado).

Otro de los ídolos simiescos de hoy es extrañamente, un Juez. Nos ponemos serios. Una alabanza a la labor del magistrado del Juzgado de Instrucción 4 de Ciudad Real, Antonio Mejía Rivera.
El motivo de este reconocimiento es que en su sentencia le ha negado el cobro a la SGAE de unos derechos de autor que no tiene. La p***a SGAE afirma que por respirar emites sonidos y ellos tienen los derechos de autor del ritmo cardiaco y que les pagues, que si no les pagas te meten un puro y que eres un malnacido-ladrón-hijoputa (aunque les pagues te lo llaman de todas formas).
Querían cobrar por unos derechos de autor que no gestionan o no han demostrado gestionar. Un tío tiene un bar en Tomelloso donde pone música "Revival- Undergorund" de grupos que nadie conoce y que ha comprado legalmente y la SGAE le quería cobrar por eso. Porque. como razón última, tenía un cacharro para reproducir música y eso ya les da derecho a ir a por lo suyo y quitarte lo tuyo. Pero por fin la Judicatura parece sensibilizarse y estudiarse las justificaciones de los derechos de autor y repartir Justicia. A ver si cunde el ejemplo entre el resto de integrantes de la Curia.

1 comentario:

Lord Simius dijo...

Que conocemos a los italianos, que son como nosotros pero a lo bestia, alguno se va a forrar falsificando multas kukukukuku