viernes, 1 de junio de 2007

No son opiniones, son datos

Hay quien afirma que las opiniones son como el culo, que todos tenemos una; pero en este caso no vamos a dar opiniones sino a contar datos. Cierto es, no lo neguemos, que se pueden sacar cifras y datos que sustentan casi cualquier opinión y más aún si hablamos de valoraciones de los datos...
Para mí es un clásico el titular de las noticias que dice "El 40% de los muertos de tráfico en Navidad no llevaba puesto el cinturón" y en la noticia te dice que 27 de los 68 muertos no lo llevaban. Supongo que tratan de advertirte de que te pongas el cinturón para no morir pero, si leemos fríamente el dato, llegamos a una conclusión diferente. Analizando vemos que si el 40% de los muertos no lo llevaban, un complejo cálculo mental que no detallaré me lleva pensar que aproximadamente el 60% de los muertos sí lo llevaba, luego el 60% es más que el 40%; por tanto, mueren más con el cinturón puesto que sin poner; es decir, que a la vista de los datos, es más seguro no ponerse el cinturón, ¿no? Dicho de otro modo no porcentual, si palman 68 y de ellos 27 no llevaban cinturón, 41 si lo llevaban; conclusión: se salvan personas más sin llevar el cinturón. Todos, por pura lógica sabemos que en caso de accidente es mejor llevar el cinturón pero según cómo se muestren e interpreten los datos objetivos podemos llegar a conclusiones sesgadas. Valga este sencillo ejemplo. Este es el motivo por el que con un poco de sentido común se llega a conclusiones más acertadas que con sesudos estudios estadísticos.

Bueno, pues en este caso coinciden ambos. Hoy salen dos noticias que demuestran lo complicado que es hacerse con un piso hoy en día, y más aún, para los jóvenes.
Según esta noticia, en el estudio efectuado por la Asociación Hipotecaria Española (AHE) se dice que hoy día cuesta un 21,7% más adquirir una vivienda que en 1990. Casi una cuarta parte más... Recordemos que la coyuntura económica no era excelente a principios de los 90 y menos aún es España. Qué quieren decir estos datos, para mí dos cosas: que hay gente que no se compra pisos porque no puede afrontar ese sobreesfuerzo con sus rentas y por otro lado, que hay una detracción de los gastos en otras cosas. La conclusión para la gente: menos calidad de vida. La conclusión para los bancos: más posibilidades de morosidad ante los repuntes del EURIBOR (que sigue subiendo mes a mes, lleva una remontada como la del Madrid).
Los más perjudicados de esta situación son los jóvenes, como se indica en esta otra noticia. Han de dedicar un 70% de su salario para pagar una hipoteca, o bien, el 43,2% de la renta conjunta si son pareja. Conclusión, que tienes que vivir con cuatro duros una vez pagada la letra del piso. Y gracias a la subida de tipos continuada y la afición de los españoles por las hipotecas a tipo variable (nos mola el juego), pues ya casi tres duros y medio para gastar. Peligroso cuando nuestro sistema económico se basa en gastar y gastar y nuestro crecimiento económico se basa en el ladrillo. Está bien que en la noticia te traduzcan a metros cuadrados lo que implican los datos. Lo máximo a lo que puede aspirar un joven que dedique el 30% de su salario a la hipoteca disminuyó un 17,76% respecto al año anterior, hasta situarse en 43,4 metros cuadrados; sube hasta los 62 metros cuadrados cuado se trata de la formación de un hogar joven. Madrid es en este aspecto también la comunidad que presenta una situación más complicada, pues una persona joven sólo puede aspirar a 35 metros cuadrados. A ver donde metes tú el PC, una silla, un sofá, la tele, la PLAY, una sartén, la nevera (el frigo para la birra), una lámpara, todos los cargadores de la cámara digital, el I-Pod, la PDA, la PSP, una cama grande para follar a gusto y te metes tú en 35 m2...

Datos, ¿no? Si es que los jóvenes de hoy lo quieren todo...

Pero no sólo hay hijosdeputa en el mercado inmobiliario/hipotecario, también hay más sueltos por ahí. Como los maricas holandeses que a la que te descuidas te drogan, te violan y te inyectan el virus del SIDA...(es cierto, míralo)Espera, un poco sí se parecen a los de los bancos, no les vale darte por el culo, tienen que joderte la vida hasta el final...

Así no me extraña que un colega de la Isla se haya enfadado de esta manera y haya empezado a repartir a mansalva, a lo Bud Spencer y Terence Hill. Debíamos ser más como ellos:

2 comentarios:

Lord Simius dijo...

Hay que hacer mas como el orangutan del video, asin aprenderian los estupidos humanos, debemos reclutarlo de inmediato, entre otras cosas para que viole a unos holandeses kukukuku

Simio Pensante dijo...

Seguro que Melody saca una nueva canción con eso: "Las manos hacia arriba, pantalones para abajo, como a los maricas, los monos te enculaaaamos". KU KU KU