miércoles, 29 de agosto de 2007

Antonio Puerta, descansa en Paz


Ante todo quiero decir que en este post trato de huir de todo sarcasmo o demagogia al tratar la muerte del futbolista del Sevilla Antonio Puerta. No obstante y aunque no me encante, creo que el tema ha tenido tanto calado que habrá que comentar alguna cosa al respecto.

Resulta extraño estar viendo la tele el sábado por la noche, en un partido en abierto y ver cómo se desmaya un tío en su área: Puerta. Con las rápidas asistencias de compañeros y médicos se despeja y sale hacia vestuarios por su propio pie; en fin, piensas, un desmayo más por el calor, la tensión, algo que hubiese comido o no comido...pero no; era una displasia arritmogénica del ventrículo derecho que le acabó costando la vida.

No lo conozco ni opino de él como persona, pero como en todos estos casos se dice ahora que era un chaval magnífico y, sinceramente, no lo dudo. De lo que sí opino es de Puerta como futbolista y era muy muy bueno. A mí me parecía de los chavales españoles más prometedores. Tenía una zurda fantástica y un gran despliegue físico. Tenía buenas cualidades técnicas y podía jugar tanto de lateral como de interior o extremo. Era el dueño de la banda izquierda del Sevilla cuando jugaba. No me he cansado siempre de repetir que lo hubiese fichado para el Madrid sin dudarlo, y parece que el club blanco se lo planteó seriamente. Me parecía llamado a ser quien se consolidase en la izquierda de la Selección, guardando las espaldas de Silva y asociándose con él para desbordar de talento a los rivales. Pero como dijo ayer Del Nido:"La zurda de diamante que nos cambió la vida nos ha dejado".

Me parece normal que hoy el Madrid suspenda el partido del Trofeo Santiago Bernabéu y que la UEFA suspendiese ayer el partido del Sevilla en Atenas; y más con la que está cayendo por allí con los incendios...
Me resulta natural toda la cadena de declaraciones de gente que se han venido produciendo tanto de políticos como de futbolistas, etc.


Más desafortunadas me parecieron las declaraciones de Del Nido sobre Dani Alves diciendo que no quiere ir a Atenas en un día tan importante para su club (hasta ahí está bien, en su papel) y más con lo que estaba sufriendo el club con lo de Puerta (hay que ser muy ruin para decir eso...hay que ser mala persona para vincular ambas cosas!!). Yo en ese sentido estoy con Alves, no me parece que tenga nada que ver, él debe mirar por su futuro y tratar de presionar a su club para salir a otro mejor y que le pague muuuuuuuuuuuuucho más de lo que cobra ahora. Irte de un club a otro por 1 millón de € hoy día es ser pesetero, pero si te pagan 5 veces más, no irte es ser GILIPOLLAS del todo. No es una cuestión de colores, sino de sentido común.

Dejando atrás al impresentable de Del Nido y, volviendo al asunto de la muerte de Puerta, entramos en el hecho que más me llama la atención: la repercusión mediática del asunto.

Hemos tenido unidades móviles de las cadenas contactando en directo cada par de horas para no contar nada nuevo. Se daba un solo parte al día, en rueda de prensa y no se contaba nada mientras. El tema de Puerta y sus evoluciones abrían telediarios, se le dedicaban minutos y minutos de televisión, artículos de prensa, tiempo de radio... pero no sólo ha tenido una gran importancia en los medios sino también un calado en la gente hasta límites que llaman la atención.



La gente se ha agolpado a las puertas de su hospital, todo el mundo entre lágrimas y cánticos... y en el resto de España la gente torcía el gesto si salía el tema: - "Pobre chaval, con sólo 22 años y toda la vida por delante"- pues sí, es para decir eso.

Pero, ¿qué es lo que hace que este caso despierte tales reacciones en la gente y eco en los medios? No es el primer chaval de 22 años que se muere. Ni siquiera el primero que se muere en su trabajo (albañiles de menos años años mueren cada día, sin exagerar) o en nuestras carreteras... No es un hecho extraordinario, por desgracia.
Tampoco es el primer futbolista que se muere en un terreno de juego y las reacciones son casi siempre las mismas: Vivien Foe con Camerún, Feher con el Benfica de Camacho... y una larga lista de fallecidos.

Supongo que estas reacciones surgen porque nos tocan fibras internas que convulsionan nuestros presupuestos vitales. Me explico. Ves a un tío en la tele cada semana, que es futbolista. Es joven, está sano, le hacen multitud de pruebas continuamente... Entra en la parte mística de los héroes de la época moderna. Son como actores, que estás acostumbrado a ver continuamente y si Brad Pitt se muere en una peli, sale en otra nueva vivito y coleando.
Por eso, no asumimos que uno de nuestro héroes, nuestro mitos, pueda desplomarse sobre el césped, de pronto y morir como cualquiera.

Nos lleva a pensar que no somos nada, que te dirían en un pueblo. -"Si este tío que es joven, sano, rico, que está supervigilado, etc... se cae redondo y no le salvan, yo que no soy nada de eso estoy bien jodido"-, pensamos.
Se trata una vez más de un reflejo de la sociedad actual que vive de espaldas a la muerte. No queremos pensar en que ésta nos acecha y que nadie se puede escapar de ella. Creamos una falsa ilusión de seguridad, que es necesaria por otra parte, de que si vivimos más o menos normalmente no tenemos que morirnos... pero nos morimos. La gente se muere cada día: jóvenes, viejos, enfermos, sanos, altos, bajos, todos!!! Pero no nos lo queremos creer. Por eso enfrentarnos de cara a la muerte de un futbolista en directo nos sacude por dentro ese esquema vital y nos hace asustarnos y conmovernos. Además de la sugestión colectiva y de ese sentimiento de uno de los nuestros que tienen los clubes de fútbol. Me parece curioso este fenómeno colectivo que ha sucedido alrededor del fallecimiento.

Me uno a las condolencias de todos a su familia y a todas las familias que cada día pierden uno o varios de sus miembros, también a aquellos que se mueren sin familia que les llore o sin que su familia lo sepa y les pueda llorar. Porque la muerte es chunga para todos.

Un recuerdo desde el Youtube a Puerta:


2 comentarios:

Lord Simius dijo...

Es una gran puta palmarla con la vida por delante y mas la que presumiblemente le esperaba al tio.

De todas formas, yo no se que tal lo han hecho aqui los medicos del sevilla, porque aunque sea una enfermedad que casi no tiene sintomas, si que se habia desmallado un par de veces el año pasado. Bueno imagino que le harian mil pruebas y no le verian nada pero es para pensarlo...

Simio Pensante dijo...

Vamos que no le iban a pillar nada en la revisión tampoco si le hubiese fichado otro equipo...
Los equipos de Primera tienen unos gabinetes médicos muy buenos, tienen lo mejor que hay. Estas cosas te dan y te dan. Luego ya está el tema de aprovechar para darse cuenta de que no son máquinas con tantos partidos, viajes, juergas y "vitaminas"...cualquier día se nos cae otro.

Sin ir más lejos, hoy a caído otro en Israel en un entrenamiento...