sábado, 29 de septiembre de 2007

Alcohol y sexualidad: Ininfollables

En este artículo de la Sección de Sexo de ELMUNDO te previenen de los peligros del alcohol en relación con el sexo. Si uno se pasa tomando copas puede llegar a la eyaculación precoz o hasta la pérdida de la erección.

Pero seamos sinceros, ¿quién en la Isla no ha tenido que recurrir al alcohol para acabar la faena? ¿Qué mujer sobria en su sano juicio compartiría el lecho (eufemismo de follar) con alguno los Simios Isleños si no? ¿Qué mono no ha tenido que pillarse un pedo enorme para poder hacer que la habitación se mueva y así, no fijar la vista en el kranko que se está zumbando?

Ya hemos visto ejemplos de alcohol y sexo en este blog, como la chica de "Algo pasa con Mary". Por eso me sorprende esos avisos que se dan en el artículo. Hoy día la vida sexual de la juventud está imbuida en los efluvios etílicos todos los fines de semana. Los chavalitos y chavalitas van a los botellones y demás, para acabar luego haciendo orgías en los parques que luego graban con sus móviles de última generación...como fue este caso.

Por eso yo digo, queridos compañeros simios, que sigamos con nuestras orgías en la que se mezclan la cerveza, las mujeres, los chaskis y el fútbol de fondo. No nos amedrentemos ante las posibles consecuencias... porque hay cada cosa por ahí que, si te la follas sin alcohol, produce impotencia igualmente, se te cae la polla a trozos o te quemas a lo bonzo al haber entrado en contacto con eso. Se trata de la categoría de Ininfollables.


Dichos seres inifollables son aquellos de los que se dice: -"No me la follaba ni con tu polla"-. Pero no hay que ser directamente hostiles hacia estas criaturas, lo que se merecen es que, al verlos digas en alto y de forma galante: -"Camarero, un cubo de peces para la señorita; que yo invito"-.


Estos seres les deben su escasa vida sexual al alcohol y sus efectos distorsionadores de la realidad o a los efectos estimuladores del primitivismo, que también los tiene. Cuando vas pedo sólo piensas en comer más, beber más, mear (y mucho si el moco es de birra) e incluso, echar un polvete. De esa situación de necesidad se aprovechan los seres ininfollables para tomar su porción de la tarta del sexo, que hasta entonces tenían vedada.

Avisado estás hermano mono. Los ininfollables andan por ahí buscando tu tesoro, guárdalo con cuidado o bebe hasta que no recuerdes ni tu nombre... O recurrir a ingenios de la técnica como éste, míralo que no te defraudará!!!!

2 comentarios:

Lord Simius dijo...

Muy acertadas las fotos, en especial la del cubo, ahi, que se vean bien fresquitos, recien pescaos

Evidentemente el mayor riesgo del alcohol no es que te joda el higado o la tension, sino poder acabar siendo follado por una horrible ininfollable (dicese de mujer a la que ni siquiera te la tirarias puesta a cuatro patas y con una bolsa de basura cubriendole la cabeza)

Pero siempre hay una excusa, creo que deberias dedicar algun post a la gran pregunta ¿A que inifollable te pencarias a cambio luego de una super cachonda de tu eleccion? Ahi queda

Simio Pensante dijo...

Ya haremos alguna cosita especial con este tema... si paricipáis igual nos reímos. Ya iremos viendo, jejejeje (risa maliciosa)