lunes, 5 de noviembre de 2007

Todo sigue igual


Una semana y dos jornadas de Liga después, la cabeza de la tabla sigue igual. Arriba el R. Madrid y por detrás, Villareal y Barça a un punto. Escuché opiniones el sábado pasado afirmando que, de ganar el Madrid en Sevilla, ya era campeón...Porque dejaba al Sevilla a lo lejos; al Valencia le queda aún por todo lo del cambio de entrenador; Villareal o Atlético que se medían entre ellos perderían puntos; y, el Barça, que no está del todo bien, acabaría sucumbiendo. Bueno, son opiniones, algo estúpidas pero respetables. Además, falló la premisa mayor: ganar en Sevilla.

Veo en el AS de hoy que se quejan de que el Sevilla pegó mucho. Vaya novedad. El Sevilla está hecho por capas: la primera se la dio Caparrós haciéndolo un equipo duro y fajador. La segunda capa es de Juande, que le dio alas al ataque manteniendo la dureza y solidez defensivas. Y el Madrid también pegó, Guti y Diarrá enseñaron los codos. La expulsión de Ramos no fue justa por la segunda amarilla, aunque creo que no hubiese acabado de todos modos. La consabida dureza del Sevilla, necesitado de reivindicarse ante el Madrid, no puede ser excusa para no tirar siquiera a puerta. Si se ve que con las "bici-chorradas" de Robinho no se llega, pues metes a Baptista y que se por empuje. Si Guti se borra, saca a Sneijder por si cuela un tiro como el de Keita. Si Raúl no moja, saca a Saviola a correr al hueco, o a Drenthe y nos volvemos locos... No sé, algo. Porque el Madrid dio un mínimo que, como antes no lo daba, ahora nos parece una virtud. Como no se descompuso ante el Tsunami del Nervión, pues nos vamos contentos con un 2-0 para casa (gracias a Iker, por cierto). Y encima, va el Alemán y se pone a decir gilipolladas sobre el árbitro... eso no se hace en el Madrid.

Ayer ganaron el Barça y el Villareal, aunque dan ganas de decir que perdieron el Betis y el Atleti, respectivamente.


Fue peor lo del Atlético. Los del Manzanares desperdiciaron un 2-0, luego un penalty... Apareció Simao, por fin, del que esperaba más a estas alturas y que me parece un gran jugador. La manta de los colchoneros es corta: abriga por arriba pero tienen los pies no fríos, sino congelados. Mi diagnóstico sería cortar los miembros tumefactos (Pablo, Perea, Zé Catro, Pernía) y poner prótesis nuevas que le permitan al equipo ponerse en pie. Arriba sí funcionan. Han metido muchos goles, pero perder cuando has metido tres en casa, es chungo. Le piden espectáculo a Aguirre, pero si se alegra el equipo, los centrales le aguan la fiesta. No son fallos de repliegue defensivo, de desorganización o de falta de algo que se entrene o decida por el "Vasco", sino cagadas individuales de sus zagueros. No le pueden culpar por ello.



El Villareal es increíble, capaz de ganar o perder por 4-0. Destruido por el Madrid y destructor del Barça. Es un club serio, con un gran entrenador y magníficos jugadores. Además juegan sin presión, porque no tienen una gran masa social o muchos medios de comunicación pendientes de sus evoluciones. Gente válida en un clima favorable. Llegarán a la Champions este año, la duda es si darán el salto definitivo alguno de estos años para aspirar a la Liga.

Resumen/Highlights


El Barça ganó ayer por incomparecencia. El Betis parece que está en segunda y que está viajando por España de vacaciones, alegrando a grandes y pequeños con su divertido show. La plantilla que tienen es bastante justita y Cúper no parece tener el halo que antes le rodeaba. Don Manué y su perro Hugo van a llorar muchas noches. El fútbol al final, son goles, pero el Betis tiene poco de eso. Por eso creo que bajan seguro. Los blaugranas hicieron lo exigido: ganar el partido. No fue la mejor noche de ninguno, quizás Henry estuvo más incisivo y más cerca del gol que otras tardes, pero nada espectacular a su nivel del Arsenal.


Desde luego, lo que no pareció fue una exhibición de Ronaldinho... yo entiendo que es un grandísimo jugador cuando ha estado pendiente de serlo, que en Can Barça deseen fervientemente que vuelva a serlo, pero ayer no hizo nada extraordinario. Metió dos goles: el primero gracias al portero del Betis, Ricardo; el segundo, gracias a la barrera que se abrió. Me parece muy poco para tantas alabanzas.

Ahora semanita de Champions y otra jornada el fin de semana. Toca ver si se deciden los grupos en Europa y si se da caza al líder el domingo o si vuelven a hacer la goma.

3 comentarios:

Txetun dijo...

Perdóneme que le corrija (y está usté empezando a ser mi psicólogo/confesor en esto del "deporte Rey"): no me creo que con unos zagueros internacionales, lo único salvable de proyectos con Ferrando, Bianchi/Murcia, en apenas 3 temporadas se les haya olvidado defender. Seamos serios, decir que Aguirre no tiene la culpa de las pifias de sus defensas, a estas alturas, no cuela. Si fuera una pifia, si fueran dos pifias... pero coño, es que todos los partidos, ganen o pierdan, tienen errores de bulto.

No creo que la defensa del atlético del doblete (por poner un ejemplo) fuese mucho mejor que ésta (cito de memoria: Geli, Santi, Solozábal,López y Toni Muñoz) y sin embargo conceptos como el fuera de juego lo tenían requete ensayado (¿no te acuerdas cómo hacían jugar adelantado a Molina y las críticas que recibía por eso?). Seamos serios, con esta plantilla los goles llegan solos y con esa defensa no deberían encajar tantos goles. No creo que fichando a tal o cual fuera a cambiar nada; de hecho, en cuanto se marche Aguirre - con suerte a final de temporada - esta defensa empezará a funcionar como debería.

Aguirre debería de dedicarse, como bien dijiste, a entrenar a equipos de segunda fila y dejarse de gilipolleces. Un abrazo.

Simio Pensante dijo...

Ok, vayamos por partes.

Es evidente que los problemas en la parte defensiva del Atleti no son EXCLUSIVAMENTE personales. Ahora mismo se están volcando en el ataque y se nota en su faceta goleadora, que ha mejorado mucho: 3 goles al Sevilla y al Villareal, en los últimos partidos. Pero juegan con dos extremos y con Maniche y Raúl García en el medio. Ninguno de los mediocentros son de corte defensivo, precisamente. No hacen un repliegue específico ni hacen bien las coberturas. Ambos son llegadores y Raúl García ayuda más porque tiene un físico tremendo que le permite un mayor derroche, pero le falta el rigor táctico de gente más madura o más especializada en la posición de volante tapón.
Aguirre se ha empeñado en prescindir del "5", de lo que los argentinos perfeccionaron en un hombre: Redondo.
Por este motivo al equipo le llegan más, más sueltos y se le ven más las vergüenzas, que las tiene.

Pablo era rápido por bajo y seguro de cabeza, incluso sacaba algún balón jugado en el Albacete. Su prier año confirmó sus virtudes, pero luego, tras el coqueteo con el Madrid, via Camacho, se le piró la pinza y no supo manejar la situación. Los pitos de la afición terminaron por sentenciarle. Ni la veía de cabeza, ni llegaba al corte bien. Cintura nunca tuvo mucha, pero la poca que le queda se la rompen con suma facilidad.

Perea arrancó muy bien. Tuvo un gran año de central y de lateral. Gran despliegue físico, presencia y colocación. Destacaba en especial por su velocidad. Luego tras las lesiones, rumores de traspasos, etc. se diluyó en el campo y pasó de muralla a agujero en el muro. Su ventaja sobre Pablo es que su velocidad le permite arreglar cagadas propias o de los compañeros, pero no todas.

Pernía vino precedido de un gran año en Getafe, goleando y todo. Pero le vino grande el Atleti y la Selección. Ni defiende ni ataca. Da mal la salida a los extremos que le atacan, se le desborda con facilidad, tira mal el fuera de juego...y además ya no mete faltas ni golazos de tiros imposibles. Prefiero a Antonio López, que no es mucho mejor, pero me parece más jugador que Pernía, con más rigor defensivo y más centro al área, incluso también buen toque de falta.

Seitaridis rayó a gran altura en el Oporto. Recuerdo buenos partidos suyos en la Champion's, pero luego se fue a Rusia buscar pasta y se tiró un año sin jugar prácticamente. El año pasado fue discreto y éste parece más entonado. Luce más hacia arriba que hacia abajo, pero me parece más un defensa cumplidor que un fichaje para apuntalar la línea de retaguardia.

De los suplentes casi ni hablo: Zé Castro está verde y Eller es un "taruguete".

Aguirre no tiene la culpa de que Leo Franco se quede a media salida o de que Nihat le gane un cuerpo a cuerpo a Pablo (que le saca 20 cm y 20 kg)o de que Pernía se quede enganchado y habilite a un atacante que está en fuera de juego. Son errores personales, individuales.
Ahora bien, es el entrenador, el jefe del equipo y por tanto, responsable último de la marcha del mismo. Si ve que se cometen muchos errores deberá ver la causa y si debe cambiar a alguno de los jugadores, el esquema o los entrenamientos. Puede intentar jugar con un centrocampista más defensivo cuando se recupere Motta, o ensayar más ciertas jugadas, o tratar de devolver la confianza a dos centrales que la han perdido pero que demostraron un buen nivel.

Si no puede hacerlo, dudo que le dé para llegar arriba. Aunque viendo al Valencia o al Zaragoza, tal vez quede tercero o cuarto porque no haya más rivales. Si ni así consigue este año entrar en Champion's, debería irse y dejar sitio a alguien que finalmente lo logre.

lord simius dijo...

Seguro que cualquier defensa del atleti de los que nombrais jugaria mejor en cualquier otro equipo, exactamente como los del madrid.

No se si es la presion de jugar en esos equipos, o la falta de contencion en el centro del campo porque casi todos los medios piensan mas en crear que en contener, pero lo de las defensas de chiste es un mal endemico de estos equipos.

El madrid defendia de culo con Capello y defiende de culo con Schuster, esta mas alla de tacticas, los tios por lo que sea se agarrotan y rinden por debajo.