sábado, 1 de diciembre de 2007

Ducati Desmosedici GP7/Ducati 1098: AGGHHHHHH

Transcribo este artículo de ELMUNDO-MOTOR dedicado al monstruo italiano porque estoy vago y creo que da una buena idea de la máquina de mis sueños húmedos..... Así te ahorro el click en el link para verlo, que sé que como buen simio, tú también eres vago:

-------------------------------------------------------------------------------------------------

[foto de la noticia]
ampliar foto

Martes, 27 de noviembre de 2007

MÁS DE 220 CABALLOS
Ducati Desmosedici GP7/Ducati 1098: espíritu de competición en la calle

La filosofía de la fábrica de Borgo Panigale se basa en un estrecho paralelismo entre las máquinas que se emplean en el Mundial de MotoGP y el producto que los usuarios consumen en el mercado.

ELENA ISARDO


MADRID.-Tomando como fuente de inspiración la Desmosedici GP7 de Casey Stoner, Ducati ha sabido plasmar el espíritu de la máxima competición en la 1098, una moto de calle que conserva todo el sabor de las de MotoGP.

La filosofía de la fábrica de Borgo Panigale, basada en un estrecho paralelismo entre las máquinas que se emplean en la máxima competición y el producto que se consume en el mercado, le ha permitido aglutinar una multitudinaria legión de seguidores en todo el mundo, que pueden gozar de motos manejables, preparadas y con una buena frenada, a lo que hay que unir la comodidad y la manejabilidad. Pasión, juventud, sentido de la innovación y capacidad de reacción son sus armas.

[foto de la noticia]

ampliar foto


Propulsada por un motor que esconde un enorme potencial, la Desmosedici GP7 del campeón del mundo de MotoGP tiene en el chasis, en los componentes electrónicos y en los neumáticos los puntos clave que le han permitido mostrarse intratable a lo largo del presente curso para terminar alzándose con el cetro mundial -cuando aún restaban cuatro pruebas para la conclusión de la temporada- y acumular un total de 10 victorias y 14 podios, a la espera de lo que suceda en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana, última cita del calendario mundialista que se disputa mañana.

Uno de los secretos del triunfo del piloto aussie se basa en los componentes electrónicos de una máquina capaz de desarrollar más de 220 caballos de potencia. Magnetti Marelli, una empresa italiana pionera en la creación de tecnología aplicada a las carreras y presente en los Ferrari de Kimi Raikkonen, campeón del mundo de Fórmula 1, y Felipe Massa, tiene la culpa del éxito de las balas rojas, gracias a una centralita electrónica que controla la tracción de la moto y el consumo de combustible. Los microordenadores y los programas informáticos desarrollados por el departamento de carreras de Ducati han hecho el resto.


En los cuadros de mandos de la Desmosedici GP7 y la 1098 es donde queda más patente el intercambio tecnológico que Ducati transmite entre sus máquinas de competición y las de calle. Físicamente es idéntico, aunque obviamente está adecuado a la escala de revoluciones de cada moto. En la 1098 se ha incorporado una centralita de adquisición de datos que permite al usuario que rueda en pista ver los tiempos por vuelta en el salpicadero, para después poder descargarlos en un ordenador junto con el ángulo de mariposa, la temperatura y la velocidad, exactamente tal y como hace el telemétrico de Casey Stoner en plena competición.

Desde la pista hasta la calle, Ducati también ha trasladado múltiples similitudes tanto en el chasis y en las suspensiones como en las piezas más sofisticadas e invisibles, como un desarrollo de termodinámica que se traduce en la 1098 en los cuerpos de mariposa elípticos -derivados de la Desmosedici GP6- en lugar de cilíndricos.


[foto de la noticia]

El alma de las carreras también llega a los neumáticos, una de las piezas en las que se ha cimentado el éxito de Casey Stoner en la presente temporada. Bridgestone, que desde 2005 trabaja codo con codo con la fábrica boloñesa de Borgo Panigale, ha conseguido elaborar unas gomas que se adaptan a la perfección al espíritu de Ducati, un carácter ganador que le ha llevado a imponer su supremacía sobre Michelin en una temporada en la que la utilización de los neumáticos se ha visto reducida a 31 slicks (14 delanteros y 17 traseros).

Tanto la Desmosedici GP7 como la 1098 montan llantas Marchesini, en la que se emplea una aleación ligera en la que se utiliza aluminio forjado y completamente mecanizado, un procedimiento especial que normalmente se reserva a la producción de llantas para motos de carreras.

El carenado aerodinámico de la 1098, que permite que el piloto adopte sin esfuerzo una posición de conducción deportiva, también se asemeja al de la GP7. Bajo el impulso de Alan Jenkins, ex ingeniero de la Fórmula 1, Ducati ha hecho de la aerodinámica una de sus prioridades para mejorar enormemente su velocidad punta. La sección frontal del carenado ha sido modelada con esmero para dirigir de manera eficiente el flujo de aire a través de los radiadores del líquido refrigerante y de aceite. La experiencia del departamento de carreras al servicio de la calle.

[foto de la noticia]

Artesanos del éxito

ampliar foto
El mimo y la delicadeza que se impone en cada uno de los detalles ha dado sus frutos en la fábrica de Borgo Panigale, después de que Ducati haya arrasado esta temporada en el Mundial de MotoGP, un lustro después de su desembarco en la competición (2003). La marca italiana se ha impuesto sobre los todopoderosos japoneses, alzándose con los tres títulos en juego: pilotos (Casey Stoner), constructores y equipos. Una pequeña y artesanal fábrica europea, con 1.043 trabajadores y una producción anual de 32.312 unidades (2006), ha sido capaz de batir a gigantes nipones de la talla de Yamaha y Honda. La marca del ala dorada, que acumula 17 títulos mundiales en la categoría reina y produce 10 millones de motos cada año, posee un departamento de competición cuyo personal es tan numeroso como todo el que trabaja en la factoría italiana, cuya edad media no sobrepasa los 25 años.

[foto de la noticia]

El trinomio compuesto por el piloto aussie, Ducati y Bridgestone se ha revelado como el cóctel perfecto. "Nuestro objetivo era crear la moto más rápida del mundo, por eso decidimos dar prioridad a la máxima potencia, aquello que más críticas nos costó en el pasado. Sirviéndonos de las características de nuestro motor, hemos obtenido más caballos y menos consumo. Está estudiada para privilegiar la máxima potencia", explica Filippo Preziosi, director general de Ducati Corse, la división de carreras en la que sólo trabaja un centenar de personas, y creador de la Desmosedici GP7, cuyos puntos fuertes residen en varios aspectos, aunque principalmente en su entrega de potencia.

-------------------------------------------------------------------------------------------------
Y ahora no me digas que este pepino no te parece una obra cúlmen de la humanidad!!! Lo que daría por recorrer las pistas de la Isla de los Monos con este cacharro, emulando a Stoner. Se me pone dura de pensarlo....

4 comentarios:

Angrysimio dijo...

me pido un pa reyes

Simio Pensante dijo...

¿Pero has sido bueno, Angrysimio?

Porque si no, no te la van a traer...

lord simius dijo...

De motos de calle que decir, Ducati es la mejor y la mas cara, de siempre y no creo que vaya a cambiar

En cuanto a la de Motogp es la que mas superioridad mecanica ha tenido desde la primera honda de 990, incluso mas que esta. De todas formas si quieres saber porque Capirossi o ahora Melandri no van bien con ella, siendo de los mejores pilotos del mundo, lee en la pagina de marca una entrevista que hicieron a Rossi hace unos dias
El tio explica muy bien como influye la electronica y como la entiende Stoner

Simio Pensante dijo...

Sí, Lord Simius, la diferencia estaría en el llamado "cerebro de la Bestia", de eso no hay duda.