sábado, 8 de diciembre de 2007

Los chirimbolos: polémica al canto


Según la Real Academia de la Lengua Española:

chirimbolo.

(Del vasco chirimbol, rodaja, bola).

1. m. Objeto de forma extraña que no se sabe cómo nombrar.

2. m. Objeto de forma redonda.

3. m. coloq. Utensilio, vasija o cosa análoga. U. m. en pl.



Creo pues que esta definición se ajusta perfectamente a esas pantallas enormes que comenzaron a poblar la ciudad de Madrid hace poco tiempo.

Yo, personalmente, las descubrí el día que salía del cine acompañado de unos colegas. Habíamos ido a ver el reestreno de la versión definitiva 20 aniversario de Blade Runner. En esa peli se muestra la imagen de una futurista ciudad de Los Ángeles, llena de letreros, publicidad y contaminación... fue salir de la sala, ver los coches, el ruido y encontrarnos de cara con estos chirimbolos y empezar todos a mirar a los lados buscando replicantes!!!

El horror colectivo ante la visión de los nuevos chirimbolos que el Ayuntamiento faraónico de Madrid fue indescriptible. Nos miramos todos diciendo: -¡Pero qué coño...!-. Te encuentras de frente con unas maxi-minivallas publicitarias en el centro de Madrid con unas dimensiones enormes y que te rompe cualquier perspectiva visual que puedas tener hacia su dirección. Nos quedamos todos a cuadros.

El caso es que no hemos sido los únicos en pensar que los chirimbolos son una abominación. Ahí tienes los artículos de opinión en ELPAIS de Moncho Alpuente o Vicente Molina Foix, por ejemplo. En ELMUNDO tienes una sección para denunciar los chirimbolos mal ubicados y esta fotogaleria con algunos ejemplos. Clama al cielo lo de salir a tu ventana del primer piso y encontrarte con esta vista, así como otras quejas. Parece que se van a atender las quejas y a cambiar algunos de sitio. Y es increíble que hayan cambiado la estatua de Argüelles, poniendo un chirimbolo en su lugar. Ahora supongo que cambiarán de nombre a la estación de Metro poniéndole "Chirimbolo" de nombre y, ELCORTEINGLES de Princesa pasará a ser conocido como "el del Chirimbolo"... a lo que estamos llegando!!



Siempre que se toca el mobiliario urbano hay polémica. Son elementos comunes a la vista diaria de conductores y viandantes, objetos cotidianos que se exponen al juicio más o menos benévolo, más o menos experto, de si son útiles y vistosos o bien, cacharros molestos y de mal gusto. Los chirimbolos redondos made in Manzano no es que sean del agrado de ninguno de los que habitan la capital, pero no han aprovechado lo bajo que estaba el listón para acertar en su renovación. Los sustitutos de los kioskillos afrancesados con los perifollos aquellos, rompen aún más con la estética urbana. Son mazacotes aberrantes sin más uso que ser soporte de un modelo de publicidad dudosamente efectivo. Más allá de servir para recaudar, no tienen ningún tipo de aliciente para los ciudadanos. Al menos, los chirimbolos anteriores, en muchos casos, eran una excusa para albergar contenedores de reciclaje, fuentes... Pero éstos son sólo portadores de mensajes publicitarios para que gastes tus dineros en productos de consumo... Mira en este blog la contaminación visual que vives cada día en Madrid: contaminacionvisualmadrid.blogspot.com
Hasta Ruiz Gallardón se ha mostrado contrario a estos chirimbolos, pero ha dicho que no se quitarán.

Pero lo peor no es sólo eso, ya que el juicio estético es normal. Lo peor es que esta tontería de cambiar los soportes publicitarios le iba a reportar al Ayuntamiento unos 160 millones de €, en 10 años de contrato y, con los cambios de ubicación, puede llegar a perder hasta 30 millones!!
Y es más, el PSOE está denunciando un posible trato de favor del Ayuntamiento hacia la empresa concesionaria Clear Channel-Cemusa, fundamentado en que, existía una oferta con una mayor oferta económica de Viacom. La propuesta económica de esta empresa fue de 233.176.663,73 euros, es decir, unos 72.000.000 euros menos. Los socialistas también arguyen que el hijo del director de área de mobiliario urbano trabajó en la empresa adjudicataria, así como otras razones meramente procedimentales que sólo interesan a los perturbados del mundo del Derecho.

Ya veremos en qué acaba todo esto, que seguro que será en nada. Ni ceses, ni dimisiones, ni explicaciones, ni, mucho me temo, que vaya a acabar en la retirada de estos engendros amorfos y molestos del paisaje de Madrid.

2 comentarios:

lord simius dijo...

Yo ya estoy acostumbrado a que me roben, pero esto es lo mas cantoso que he visto desde que pegaron el tamayazo.

Nos podemos estar quejando un mes que se la va a sudar igual, yo creo que la unica solucion es el vandalismo urbano, a joder pantallas!!!!

Simio Pensante dijo...

Yo siempre he considerado el vandalismo juvenil como un medio de expresión lícito... mira los sucesos de París!

Tomemos las Calles!!!