viernes, 18 de enero de 2008

Veneramos a los Japos: el váter japonés


Los occidentales estamos acostumbrados a un tipo de váteres cuando vamos a vaciar el contenido de nuestros cuerpos por los diversos orificios. Aunque realmente, en España, lo de las tazas de váter sea una novedad y la mayoría hayamos tenido que cagar en un corral en algún momento de la vida.


En Japón, tradicionalmente, el váter era lo mismo que aquí antaño, un bujero en el suelo. Y, de hecho, es el modelo de váter público por excelencia en aquellas tierras. La postura es más natural y ergonómica, aunque los viejos seguro que sufren cada vez que les toca ir al agujero...

Pero como ya sabemos del gusto japonés por copiar cosas occidentales, han acabado poniendo tazas en los aseos de sus casas. Y como también sabemos, lo que copian lo mejoran, pasando a incluir mejoras como asientos con calefacción, limpieza con chorro direccional de agua de temperatura regulable o secador incorporado. Incluso con MP3!!! Todo un acierto para tu hogar y, de hecho, puedes importarlos. Todo un lujo a tu alcance. Mira cómo te enseñan a usar uno en este video:



En la Isla todos tenemos uno de estos en la choza...


La relación de los japos con sus váteres es muy curiosa. Podemos ver aquí cómo Shimajiro aprende a utilizar el váter de casa y el aseo público.

Shimajiro en casa



Shimajiro en los baños públicos




Qué grandes canciones para enseñar a tu hijo a cagá y a meá... Lo mejor es el kit de váter para niños de Shimajiro que sale al final del primer vídeo. Quiero que si alguna vez tengo cachorros, alguno de vosotros se lo regale al churumbel!! Con sus training toys para niños...



Sin embargo, esta relación no siempre es tan gratificante, pues los japos en la tele son mu'cabrones y se lían unas mutadas mu' gordas. En este caso, aprovechan su ingenio, tecnología y curioso sentido del humor, para aplicarlos sobre unos servicios públicos ciertamente impactantes:



Así que ya estás prevenido para esos apretones de turista en Japón y procura evitar ciertos lugares de peligro para tus vergüenzas.

No hay comentarios: