lunes, 17 de marzo de 2008

Una más y una menos

Tras lo visto este fin de semana en la cabeza de la tabla sólo podemos concluir que ninguno de los dos grandes tienen ganas de que esto acabe.



Por un lado, el sábado, el Madrid fue totalmente inoperante ante el Dépor. Me dio vergüenza el comportamiento del equipo en La Coruña. Y más porque no fue la primera vez. El Deportivo es un malísimo conjunto, tan malo como el Betis o el Murcia, con los que pelea por evitar el descenso (salvo la derrota ante Getafe porque sí es buen equipo, aunque el Madrid jugase igual de horrible que contra los otros rivales). Todos ellos han tenido buenos resultados con el líder. Algo querrá decir. Es cierto que tenemos un número de puntos excelente, pero estos partidos, la eliminación de la Copa con el Mallorca y la impotencia de las derrotas en Champion's son duros reveses para este club. El Madrid no debería permitirse dar espectáculos tan deplorables como el de este pasado fin de semana. Aún así, perder contra el Deportivo con gol en propia puerta es cosa de meigas.

A ver si Schuster recupera a los pocos jugadores determinantes que tienen los merengues y el once vuelve a tener el tono de pasadas jornadas de cara al sprint final por el título. Nos hace mucha falta gente como Van Nistelrooy, Ramos y Robben... y que se asienten definitivamente Robinho, Sneijder, Pepe y Heinze. La ausencia de tantos a la vez se ha visto demasiado para mantener un equipo sin un dibujo claro, sin una idea de juego definida y sin suficiente talento entre los que han estado sanos. Lo que está muy a la vista es que no podemos pasar otro año sin un sustituto de garantías de Van the Man. Hace falta un mejor "9" que Soldado o Saviola. Como también es imprescindible echar a Diarrá y fichar gente que juegue el fútbol en el medio campo (Diego estaría muy bien, jejeje). Veo a De la Red y Granero en el Getafe hacer cosas que ni Diarrá y Gago juntos pueden imaginar. Merecería la pena que ambos o al menos, Granero, volviesen el año que viene para tener partidos y ser importantes; a diferencia de la pirula hecha a Soldado.

Ganaremos esta Liga, pero no se puede permitir otro año más de mediocridad tras tanta pasta gastada...



Por su parte, el Barcelona está peor que mal. Las múltiples bajas han lastrado a los culés. Aún así, hay mucha diferencia entre el espíritu del Madrid del año pasado y el del Barcelona en este. El Barça sigue en su espiral autodestructiva y se deja empatar por dos veces, en jugadas a balón parado, un partido que iba ganado. Y contra el Almería, que es un equipo muy bien plantado en el campo y bien trabajado por Emery, pero que adolece de la falta de talento que desequilibra un partido. A veces sí que es mejor trabajar bien que ser bueno en esto. Se lo están demostrando cada semana a los azulgranas.

Entramos en periodo decisivo de la Liga. Se juegan los 10 últimos partidos que decidirán el resultado final. Siete puntos de ventaja se antojan demasiados a la vista del rendimiento de Madrid y Barça. Lo único es que cualquiera de los dos están en disposición de enganchar una buena racha y destrozar al otro. En fin, veremos qué sucede.

No hay comentarios: