lunes, 7 de abril de 2008

7 puntos para 7 jornadas

Los tropiezos del Madrid hay que medirlos tras las actuaciones de sus rivales. Porque el empate que parecía malo el sábado, el domingo a las 23:00 era un resultado magnífico. Primero, porque el Villarreal que estaba a 6 puntos, pasó a estar a 7 tras perder con el Sevilla; y finalmente, por el empate a cero del Barça con el Getafe que lo dejan a igual distancia.

EL Madrid no jugó mal en Mallorca, ni bien tampoco. Se vio beneficiado por la interpretación del árbitro en tres jugadas puntuales: fuera de juego que no era por salir desde su campo, gol anulado al Mallorca por falta inexistente y penalty por mano de Cannavaro. Quitando la del fuera de juego, que es inexcusable, lo demás es más discutible, pues la falta lo parece a simple vista y la mano de Canavaro tiene más pinta de involuntaria que otra cosa. Aún así, debe ser que le llamaron a Daudén en el descanso para decirle que la había cagado y que les había robado a los bermellones porque en la segunda mitad salió deseando arreglar la cosa. Principalmente echando a Sergio Ramos de manera injusta. Esta expulsión marcó el choque definitivamente, pues el partido pasaba de estar dominado por los blancos a ser una lucha contra el reloj por mantener la exigua ventaja. Lucha que se perdió pues el Mallorca empató de gran jugada y bello disparo de Borja Valero a la escuadra.



Muchos se han quejado y culpado a Schuster por meter a Diarrá de lateral derecho unos minutos tras la expulsión de Ramos. Sin duda, fue una seria cagada, pero yo no veo la relación causa-efecto de esta decisión con el resultado. La jugada del Mallorca en el empate es magistral y no se puede reprochar nada a la defensa merengue. Realmente, debió sacar a Miguel Torres y luego, a Robinho por Robben. Este último cambio, al menos nos hubiese dejado a alguien rápido y fresco en el ataque por si enganchábamos alguna contra. Lo de Diarrá fue tirar un cambio a la basura, la verdad.
A todo esto, los mallorquines acariciaron la victoria en varias jugadas, pero Güiza no estuvo tan acertado como en otras ocasiones. El reparto de puntos es lo acostumbrado para los locales, que sumaron su empate número 14; y a los blancos les permitía encarar el domingo con más calma que si hubiesen perdido. Y mira por dónde, el punto del sábado, el domingo sabía a gloria.

El Villareal perdió en Sevilla, dando una nueva muestra de que es capaz de plantar cara a Madrid y Barça y luego, caer derrotado ante la presión de luchar por las cotas más altas. El Sevilla logró una importante victoria que le acerca a Europa y el submarino amarillo, en el fondo, sigue a lo suyo que es asegurar la Champion's.

Hablando de plazas europeas, destaquemos al más beneficiado de la jornada, el Atleti, que ganó por 6-3 al Almería. Su victoria, unida a las derrotas del Rácing y del Espanyol, le permiten respirar un poco y no tener a nadie echándole el aliento en la nuca.




Sorprende mirar la tabla y ver hundido al Zaragoza, pero ahí están; con un equipo diseñado para la Champion's y tratando de salir del descenso a duras penas. Ahí ha debido pasar algo dentro porque esto no se explica desde fuera. Tienen jugadores de sobra para estar arriba, pero como te metas en el hoyo a falta de pocas jornadas, es difícil salir de la quema.
Y el que da gracias de esta situación en Zaragoza es el Valencia, que tras volver a perder, con el Murcia esta vez, está 14º a 6 puntos de los maños. Sin la victoria en el Bernabéu, estarían a sólo tres puntitos del descenso. Lo de ese equipo es para mirarlo bien, porque repito una vea más, hacerlo peor aposta, es imposible. Yo de Quique me pasaba por Mestalla cada partido con la polla fuera y un cartel diciendo: "Ahora me la coméis todos". Echar a este gran entrenador, cuando eran cuartos y estaban vivos en todo, para liarla y acabar luchando por no descender, con la plantilla asqueada y devaluada, fue una gran cagada... Lo paradójico es que están en la final de Copa contra el Getafe y es posible que consigan un título al final, que tendría huevos!!!!

Para finalizar, decir sólo del partido del Camp Nou, que fue una más. Fue el mismo partido que ante el Osasuna o el Rácing, por ejemplo; sólo que esta vez, la pelota no quiso entrar. En los encuentros citados consiguieron el 1-0 de coña y, esta vez, los palos y el Pato, lo impidieron.



El Geta cierra su tour por el Allianz Arena y el Camp Nou de esta semana, sin que dos grandes del continente le hayan podido doblegar. Da gusto ver a este equipo, qué claras tienen las cosas, empezando por su presidente, Ángel Torres, al que sinceramente, espero ver algún día al frente del Madrid. Ha demostrado que no hay gente más competente para llevar un equipo de Primera mejor, pues siempre va un paso por delante de los demás.

La conclusión de esta jornada es que el Madrid puede poner el Champán a enfriar para celebrar su segunda Liga consecutiva, pero aún quedan muchas cosas por decidirse, como la lucha por las plazas europeas, el descenso y ver cómo Getafe y Barça cierran la temporada española en las competiciones europeas. Así como la final de Copa del próximo día 16... hay emociones, no???

No hay comentarios: