lunes, 30 de junio de 2008

Campeones de la EURO08: España entera se fue de Borrachera


Hoy no existe. No hay lunes. Realmente son unas horas más que tiene el domingo y que pululan etílicamente entre el instante en que Iker alzaba la Copa de Campeones de Europa para España y el momento en que esa Copa llegue a Madrid. Porque España celebró anoche su victoria en cada casa, cada plaza del pueblo y en cada bar de la esquina. Y ahora le duele la cabeza y el estómago a un país entero...

Pero mereció la pena, y no digo sólo la juerga, sino la victoria. Ganamos y casi ni me lo creo todavía. Porque no ganamos sólo un partido, ni sólo un título, sino que hemos ganado un sentimiento de país y una selección libre de complejos. Al menos, por ahora.



Anoche ganamos a los alemanes sin pasar apuros. Casi sentí que no tirasen más para que Casillas tuviese su cuota de gloria en la final, pero ya la tuvo levantando la Copa. Manejamos la bola y los teutones fueron inoperantes ante ese dominio hispánico... Torres metió su golito típico mientras se caía y nos valió con eso. Estuvo cerca un par de veces más, pero no llegó el segundo. Ni tampoco hizo falta. Casillas sólo tuvo que despejar algunos balones por alto para estirar los brazos y tenerlos calientes a la hora de levantar el trofeo.

Nos hemos dado cuenta de que no hace falta tanto para ganar un torneo. Tenemos jugadores que ya lo han hecho con el Madrid o el Barça, y se arrugaban con La Roja, mientras que los italianos se crecen con la azzurra o los argentinos con la albiceleste. Daba igual que estuviese Luis o que faltasen Guti y Raúl. Se puede ganar sin que todos los astros estén alineados, sin que todo tenga que ser prefecto. Ya no hay que preguntarse cuál es el problema, si no tenemos letra en el himno, si nos falta identidad de nación, si necesitamos un crack que tire del carro, si el árbitro nos robará o si la suerte nos mirará siempre con desdén... Ya sabemos que podemos, que ganar no es imposible. Tal vez nos cueste repetir este éxito pero ya era hora de ver que no era sólo un sueño irrealizable.

Además, apenas hemos pasado apuros ante Italia en todo el torneo, no ha sido un triunfo agónico ni una gesta épica, sino la consecuencia lógica de la superioridad de los nuestros. Porque somos mejores, o al menos si no, tan buenos como los mejores.

Ahora Luis se va (gracias y adiós) y se quedan los buenos, los que han ganado de verdad. Unos grandes jugadores liderados por un joven capitán que a sus 27 años ya tiene más cicatrices que el Mono Aragonés. Con Krusty Del Bosque volverá el debate de "Raúl sí, Raúl no" y todo eso, pero ya sabemos que también eso forma parte del fútbol. Ahora ya da igual, porque se ha abierto la senda del triunfo y podremos tomar las curvas del camino sin miedo caernos siempre... Ah y además hemos visto que funciona la ayuda divina con la invocación a María Auxiliadora, alcaldesa de Morón!!! Y también de Puerta, que seguro que nos ha ayudado todo lo que no ha podido ayudar al Sevilla este año..

En fin, que me vuelvo a tumbarme a la bartola en mi hamaca, que fue una noche dura también aquí en la Isla, la pasta primigenia ha dejado sus secuelas, pero no es nada que tres días seguidos durmiendo y una linda náufraga no puedan solucionar. KU KU KU KU


No hay comentarios: