martes, 7 de octubre de 2008

De camareros

Esto de la Crisis va llegando a unos extremos excesivos, tanto que me avergüenza ver a lo que estamos llegando.

Debido a la fuerte caída de las Bolsas producida por el desplome bancario, unido a que aún no podemos sacar a flote todo ese dinero negro que tenemos hasta que ZP lleve a cabo las medidas que nos prometió y, como además, igual se meten con lo poco que tenemos de los alquileres no declarados, la presión es tal que algunos de mis congéneres han tenido que ponerse a currar de camareros.

Al menos, se han ido a Japón, lugar donde todo es mucho más curioso, pequeño y divertido.



Ya no sé qué será lo siguiente. Ya veo a más de uno vendiendo el culo por las esquinas...

2 comentarios:

Angrysimio dijo...

A mi me gustaria ver como les sentaria a ellos, si tuviesemos a hembras desnudas domesticadas sirviendonos, seguramente nos demandarían las feminazis del ministerio de la igualdad femenina...

Simio Pensante dijo...

Eso ya existe, se llaman Puticlubs, bares de carretera, barra americana...

SI EXISTE ES PORQUE TÚ PAGAS!!!

A mí me pondría mucho más ver a Zaplana, Botín o a Bush con vestidos de látex y mordazas yendo de mesa en mesa para tener que ganarse los dineros a base de propinas... y lo mejor es que te ahorras de aguantar la chapa típica de las feminazis porque son todo tíos.