lunes, 6 de octubre de 2008

Sutiles diferencias

A la vista del 6-1 del Barça al Atlético y el 2-2 del Madrid en el Bernabéu con el Espanyol, se palpa cierto temor en algunos sectores. Personalmente, yo no comparto esos miedos, pues hay determinadas diferencias entre ambos casos.

Para empezar, hay que comenzar el análisis con lo que pasó a mediados de semana: la jornada de Champion's League. El Barça tuvo un partido suave ante el Shakhtar y sesteo hasta que Messi lo solucionó en 5 minutos. El Madrid tuvo una dura batalla para lograr ganar en San Petersburgo al Zenit. No hay el mismo desgaste en ambos casos, pues los blancos se las vieron con un equipo muy serio y los catalanes, con uno de esos conjuntos que sólo te ganan si se alinea Júpiter con Saturno en el Solsticio de Invierno.

Pero es que sus rivales también tuvieron historia. Mientras el Espanyol descansaba plácido y preparando el choque durante toda la semana, el Atleti se las vio en CL con el O.Marsella, al que ganó en un partido bastante esforzado, donde Maniche volvió a lesionarse y Agüero a desgastarse en su lucha en solitario.

El resultado es que el Barça ganó el sábado por incomparecencia y el Espanyol, tras un gran esfuerzo y un trabajo bien hecho, se llevó un puntito de Chamartín bien merecido.

Por todo eso, pienso que sacar conclusiones de los resultados de esta jornada sería bastante aventurado y, seguramente, ventajista y poco fiable.



El Barcelona se encontró con un 3-0 a los 8 minutos de partido y sin haber hecho gran cosa. De ahí en adelante dio buenas sensaciones y se ve una progresión en su juego que, unido al hecho de tener al puto crack que es Messi, pues da a los culés motivos para soñar.



El 6-1 pudo haber sido aún mayor, tras el 5-1 del descanso. Transmiten cierta ilusión a una hinchada deseosa de creer, pese a Laporta pero:



Y lo del Atelti, sí que es para hacérselo mirar. Es como pegarse un tiro en el pie y, acto seguido, darle la pistola a otro para que te remate mientras tratas de huir cojo de él para que no te mate!!!
No se pueden poner las cosas más fáciles al Barça. El primer gol es típico de Márquez pero bueno, te pueden pillar; ahora bien, lo del penalty y el bochorno de la falta... es como para que Agüero coja y se vaya al vestuario para meterse en el Jacuzzi. De la última goleada salió Torres hacia Liverpool y, si esto sigue siendo la tónica del equipo, no faltarán equipos que paguen la cláusula del Kun y se lo lleven a ganar cosas (o al menos, partidos). Es fácil encumbrar a la defensa del Atleti ante el Recre, pero es que no dieron la talla ante el Valladolid, el Getafe (pese a ganar) o el Sevilla. El rendimiento de este equipo se debe medir ante rivales adecuados, pues ya les daba el año pasado para ir ganando esos partidillos de media tabla. Este año con el Sevilla mejor y más tranquilo, el Villareal seguro y el Valencia a su auténtico nivel, dudo mucho que los colchoneros pasen en algún momento del 5º o 6º puesto de la clasificación en toda la temporada. Lo que es su nivel actual, yo pienso, jugando CL, Liga y Copa con la plantilla tan justa de jugadores buenos. Si además, vas a Barcelona sin Forlán, Maniche, Simao y con el Kun tocado, se te rompe Maxi y rotas de nuevo al portero... lo lógico es que te pinten la cara. Que fue lo que pasó.

Y vamos con el Madrid. El empate final fue un resultado justo, adjetivo que es al fútbol lo que honrado a un rico (algo en teoría fácil, pero tan difícil de encontrar...).



El juego me volvió a parecer lo de siempre, sacar unos cuantos jugadores buenos y tirar una moneda al aire: suele salir cara, a veces cruz y ayer, cayó de canto (siendo el primer empate de Schuster como entrenador en el Bernabéu). El Espanyol se marcó un muy buen partido, con su gente bien plantada en el campo y con criterio en el contraataque. Tamudo y Luis García siendo, una vez más, los más listos del lugar y demostrando su calidad. Sin ellos, el Espanyol llevaría años en Segunda. Bien estuvo De la Peña y acertado Nené aprovechando las subidas de Ramos.

Me decepcionó Heinze, com pasó el otro día en Rusia. Esta vez cometió un penalty demasiado tonto ante Tamudo y no estuvo acertado en los demás lances del juego.

El que volvió a callar bocas fue Raúl. Se echó la responsabilidad a sus espaldas y metió dos goles de los suyos, sin ser la ostia, valen para mucho. Me gustó verle disfrutar con su papel protagonista anoche y me volvió a transmitir buenas sensaciones como titular en casa, como malas me las da lejos de Concha Espina.

Me gustó mucho Diarrá, que se está consolidando por fin en el centro del campo blanco. Cortó mucho y tocó bien, lo que ya me parecía una utopía. Aún le queda tiempo, con su juventud, de aprender a hacer eso y repetirlo cada jornada. Con ello, tendrá un sitio en un Madrid el que tenía pie y medio fuera hace poco.

Pero su buena actuación coincidió con la ausencia de socios, pues ni De la Red ni VdV aparecieron mientras estuvieron en el campo. Lo del tulipán lo puedo entender ya que es un verso libre, sin posición definida ni misión concreta en el campo, pero no lo del canterano. De la Red tiene talento, pero no sé si tendrá voluntad para jugar en el Bernabéu. Puedo aceptar que un centrocampista falle 20 pases, pero no que ni aparezca ni se le vea. Ayer fue como el ínclito Sr. Emerson de otros tiempos...

Me da miedo la sustitución de Robben por varios motivos. Fundamentalmente porque aún no se sabe el alcance de su lesión. Espero que sea poco, porque se demostró que sin él el equipo es plano y que, su suplente Drenthe, ha venido a Madrid de Erasmus (mucha fiesta y poco aprender). Si en los despachos pensaban que con esto iba a dar hasta final de temporada, tal vez este aviso les haga ver la luz.

Y por acabar, para aquellos que sigan comparando al Madrid y al Barça esta jornada, les recordaré que el Madrid tiene lesionados a tres centrocampistas titulares (Gago, Guti y Sneijder). Que habría que ver al Barça sin Xavi, Iniesta y Keita, por ejemplo; y, como dice Relaño, que los merengues no tuvimos el penalty injusto fuera de hora que llevó a los culés a la victoria ante el Espanyol.


Ah y te dejo también esta maravilla de gol que metió el sábado mi amigo Zlatan Ibrahimovic:

No hay comentarios: